@media screen and (min-width: 580px) { .flotantewhatsapp{ display:none; } }

Compartir por WhatsApp

Inicio - Artículos - Mi primera cámara reflex – Canon EOS 1100D

Mi primera cámara reflex – Canon EOS 1100D

Al final, después de mucho pensar, nos hemos decidido en casa meternos en el mundo de las reflex digitales. Y como antes de comprar hay que informarse muy bien, decidimos ver opiniones de la que sería la mejor opción para poder comenzar en este mundo.

Por lo que lees de forma general parece que la gente sigue dos vertientes bastante claras. Unos se decantan hacia Nikon y otros hacia Canon. ¿Y eso por qué? Porque son las dos marcas punteras del momento, y tienen dos modelos relativamente «asequibles», la Canon EOS 1100D y la Nikon D3200.

Canon 1100D vs Nikon D3200
Canon 1100D vs Nikon D3200

Después de mucho investigar hemos creíado que mejor comenzar con la Canon EOS 1100D, la cámara réflex digital para los que quieran dar su primer paso hacia las fotos y vídeo en alta definición en el mundo de las cámaras réflex.

Después de muchas opiniones en la red os dejo una que encontré que me parece la más completa para los que no somos muy profanos en la materia (está en yahoo pero no encuentro el enlace):

La Canon EOS 1100D (también conocida como la Digital Rebel T3 para el continente americano o la Kiss X50 para Japón) es el ultimo modelo de acceso (aunque sea del 2011) en la amplia gama de cámaras digitales SLR de esta marca japonesa, y sustituye a la 1000D que ha estado en el mercado durante tres años.

Está dirigida a nuevos usuarios de réflex digitales que se han decidido entrar en este apasionante mundo de la fotografía, la 1100D hereda características tanto de su hermana superior EOS 600D como de su predecesora 1000D. El sensor CMOS APS-C de 12,2 Megapíxeles muy parecido al de la EOS 450D, que trae esta cámara permite imprimir imágenes hasta tamaño A3, así como recortarlas, sin que tengamos que renunciar a la calidad de la imagen ni al tamaño de impresión.

El procesador de imagen DIGIC 4 permite capturar cada imagen, gracias a una velocidad de disparo en serie a alta velocidad, de hasta 3 fotogramas por segundo. Además, con esta cámara podemos fotografiar sujetos iluminados con poca luz, con un ruido mínimo y sin tener que utilizar el flash, gracias a la gama de sensibilidades ISO que va desde 100 a 6.400. Cuenta con un sistema de enfoque automático (AF) en 9 puntos con lo que nos facilita que el detalle que queramos capturar salga siempre enfocado, independientemente de su lugar en la escena.

Otro detalle que también me llamó la atención, teniendo en cuenta que esta cámara es de acceso, es que también utiliza el mismo sistema de medición iFCL desarrollado anteriormente para la cámara semiprofesional EOS 7D, esto es nuevo en una cámara réflex de gama baja el sistema de medición iFCL de 63 zonas, por lo que no estamos enfrente de una cámara corriente sino de una cámara que pretende abarcar mucho más de lo que nos podemos esperar.
Había leído en comentarios de esta Canon que daba una sensación de ser de plástico, pero yo desde la primera vez que la vi exteriormente, pocas diferencias le encuentro con sus hermanas superiores.

Una vez en mis manos no da ninguna sensación de mala calidad, si no todo lo contrario, robusta y con muy buenos acabados. Es una cámara muy fácil de usar con una empuñadura confortable, a diferencia de otros modelos la zona de la empuñadura es lisa y no tiene el acabado rugoso como por ejemplo la 600D, yo pensaba que le daría un aspecto más de juguete que por ejemplo sí que tiene con el color en rojo, que no me gusta nada, pero como digo, en negro una vez en la mano, como cualquier otra Canon reflex. Además esta 1100D tiene un peso ligero y no es demasiado grande lo que nos facilita su transporte. Con un peso de poco menos de 500 gramos con la batería y la tarjeta de memoria instalada y con unas medidas de 129,9 x 99,7 x 77,9 mm.
En cuanto a la calidad de construcción, la solidez de esta cámara es más que suficiente para ser una réflex digital de entrada. Como todas las cámaras APS-C de Canon digitales SLR, la EOS 1100D es compatible con toda la línea de objetivos Canon, incluyendo tanto EF y EF-S de vidrio. Así como de otras marcas que cuenten con la montura de Canon.

La EOS 1100D tiene la pantalla LCD de 6,8 cm (2,7”) cuenta con una resolución de 230.000 píxeles, suficientes pero no es de las más altas del mercado aunque tiene un ángulo de visión amplio, imagino que por ahorro no han puesto una de 3” que hubiera sido lo suyo, pero entonces se parecería mucho más a la inmediata superior 600D y si ya esta 1100D es una dura competidora de aquella si le vamos añadiendo estos detalles pues entonces las diferencias serían mínimas.
Con la pantalla, nos facilita el visionado de las imágenes captadas, además también podemos sacar fotos utilizando la pantalla en vez de el visor óptico, función muy útil para fotografía macro o cuando estamos en aglomeraciones que tenemos que levantar la cámara por alto, con esta función esta reflex recoge.

Fotos de Canon EOS 1100D

El visor óptico de pentaespejo brillante ofrece una cobertura del 95% de la escena, la ampliación 0.80x y cuenta con control de dioptrías para los usuarios de gafas. Podemos conectar la EOS 1100D directamente a un televisor de alta definición (HDTV) mediante HDMI, usando el mando a distancia para ir pasando de una imagen a otra o disfrutar de los vídeos de alta calidad que hayamos grabado.

Una cosa que no me gusta es que la tarjeta de memoria vaya en el mismo compartimento que la batería ya que si le ponemos una empuñadura grip tendremos que estar desmontándola cada vez que queramos cambiarla, muy incómodo.

El diseño de los controles de la 1100D son muy similares a los de la 600D, con algunos cambios que en su mayor parte tienen razón de ser para un público principiante que se supone que es para lo que la han fabricado. Todos los controles importantes están situados juntos en el lado derecho de la parte trasera de la cámara, y con un tamaño y situación muy parecidos a los de las cámaras compactas por lo que nos permitirá una transición mucho más llevadera para los que pasamos de utilizar una compacta a una reflex.

Como esta cámara tiene 0,3” menos que la 600D ese espacio, la 1100D lo emplea precisamente para eso, en poner unos botones más grandes y facilitarnos su acceso a los profanos en la materia que no estamos tan familiarizados con las reflex digitales, ya que externamente tienen ambas dimensiones muy similares.

Otro detalle que facilita más el uso de esta cámara para los iniciados es que en los modos Básic+ y Creative Auto se han eliminado todos los términos técnicos que pudieran causar confusión, usando un lenguaje más comprensible. En el modo Básic+ se consigue un ambiente diferente para cada escena, ajustando la exposición, el balance de blancos y el procesamiento de la imagen mediante preajustes fáciles de entender permitiéndonos cambiar estas configuraciones en la pantalla LCD. Además, se puede desenfocar el fondo para conseguir resultados más atractivos con Creative Auto, que facilita esta labor para conseguir el efecto deseado.

Otra cosa que sería ideal que tuviese esta cámara es que no incluye la estabilización de la imagen en el cuerpo de la cámara, cosa que sí lo tienen sus competidores como Sony, Olympus y Pentax en sus réflex digitales, Nikon como Canon optan por que lo lleven sus objetivos así que dependerá de los objetivos que elijamos para nuestra cámara, yo por ejemplo he optado, arriesgándome, por un Tamron 18-200 que no lo lleva, y digo arriesgándome porque puede que en tomas con muy poca luz al no llevar el estabilizador, la imagen salga movida, cosa que hasta ahora no me ha ocurrido, puede que tenga muy buen pulso, y estoy muy contento con él ya que en un solo objetivo tengo lo que en la mayoría de las ofertas que existen en el mercado con esta Canon, ofrecen en dos, un 18-55 y un 55-200. Es mucho más cómodo tenerlo en uno solo, porque así nos ahorramos tiempo y dinero, y ya digo hasta ahora no he tenido ningún problema y estoy muy contento con él, muy pronto opinaré de esta lente.

El dial de modos de esta Canon viene con una multitud de letras e iconos. La llamada zona de fotografía avanzada, cuenta con los modos automático programado (P), prioridad de obturación (Tv), prioridad de apertura (Av), manual (M) y los modos A-DEP.

Los cuatro primeros son los clásicos que vienen en cualquier cámara que permita los modos manuales, pero A-DEP que además es el primer modo que nos aparece en la rueda es nuevo para mi ya que es exclusivo de las cámaras Canon SLR. Este modo es la profundidad de campo automática, en la que la cámara ajusta automáticamente la profundidad de campo, todos los nueve puntos AF funcionan para detectar el motivo y los objetos situados en primer plano así como los del fondo quedarán enfocados.

En la zona de fotografía básica del dial de modos (así llamada por Canon en el manual de la cámara), hay una gran cantidad de modos de escena incluyendo flash apagado, retrato, paisaje, deportes, retrato nocturno y, aunque nos extrañe en una cámara reflex, hay un modo para fotografía macro, el cual utilizaba mucho en mis anteriores cámaras compactas y que ahora al tener esta opción la 1100D me lo pone muy fácil.

La mayoría de estos modos de escena facilitan a los usuarios que no quieren complicarse la vida con velocidades de obturación, ajustes de diafragma, balance de blancos o la configuración ISO de la cámara que sí tendríamos que graduar en el modo manual, y que en la EOS 1100D nos evita todas estas tareas, aunque realmente si optamos por una réflex es porque nos gusta la fotografía y lo más lógico es que nosotros mandemos sobre la cámara y no al revés, aunque estos modos automáticos siempre nos vendrán bien para las fotografías normales que se hacen con las compactas o cuando el tiempo apremia y no podemos pararnos a graduarla manualmente.
En la zona de fotografía avanzada, la cámara nos permite establecer una gran cantidad de variables de disparo, incluyendo el balance de blancos, la sensibilidad, el modo AF, compensación de exposición, modo de funcionamiento.

La mayoría de estas funciones tienen sus propios iconos indicados en el dial de modos situado en la parte posterior de la cámara, mientras que otros se pueden ajustar en la pantalla de estado interactiva accesible a través del botón Q (control rápido).

Las opciones disponibles son el balance de blancos automático, luz día, sombra, nublado, tungsteno, fluorescente flash y personalizado. La sensibilidad ISO la podemos cambiar pulsando el botón ISO y girando la rueda de control o utilizando los botones de flecha en el botón de navegación. La sensibilidad ISO se puede ajustar desde ISO 100 a ISO 6400 en incrementos de punto completo, también tenemos la cómoda opció del ISO automático.

En la EOS 1100D tenemos la opción de disparo único, disparo continuo, disparador automático y de disparo por control remoto. En el modo de disparo continuo, la cámara puede tomar imágenes a una velocidad de 3 fotogramas por segundo para hasta 830 imágenes JPEG para un máximo de 5 archivos RAW.

Es más lenta que la EOS 600D, especialmente si disparamos en RAW, es otra de las diferencias que tiene con esta cámara y vuelvo a recordad que la 1100D es más para los que estamos acostumbrados a usar compactas y siempre que no vayamos a hacer un retoque especial y necesitemos un archo RAW, es mejor tener desactivada la opción archivo JPEG+RAW ya que estos archivos pesan mucho en la tarjeta SD.

Los modos de medición que ofrece la cámara incluyen la evaluativa, ponderada al centro y parcial, que utiliza el 10% del área del marco – la 1100D no tiene una opción de medición puntual.

Con la medición evaluativa me salen unas exposiciones bastante buenas y todo ello gracias al sensor de medición avanzada en 63 zonas. Cuando queramos sacar fotos con escenas contrastadas, será mejor utilizar la medición evaluativa con la función Auto Lighting Optimizer, que la tenemos pulsando la tecla Q y utilizando el panel de estado interactivo.
.
Hay tres opciones de enfoque automático en Visión en Directo, incluyendo la detección rápida, en vivo y la cara. Esta opción es demasiada lenta cuando queramos enfocar cualquier cosa que se mueva por lo que será mejor utilizar el visor óptico y el módulo de enfoque automático normal para ese tipo de disparos pero para los motivos estáticos funciona muy bien aunque se recomiendo utilizar trípode. Obviamente, también podemos optar por enfocar manualmente, incluso podemos ampliar la escena hasta 10x, lo que permite gran precisión de enfoque.

Y cuando queramos grabar una escena en vídeo, la grabación en alta definición 720p se podrá realizar con toda facilidad mediante la función de vídeo específica, disponible en el dial de modos.
Creo que es la única reflex de gama baja que cuenta con esta opción, por ejemplo su antecesora la 1000D, no la llevaba. Una lástima es que no tenga la función Full HD pero claro, para eso está la 600D, pero pienso que son más que suficientes para grabar videos que se ven perfectamente en la tele y con una calidad más que aceptable.

La visión en directo también se utiliza en la Canon EOS 1100D en el modo de vídeo. Hay una opción de 24 o 30 cuadros por segundo cuando se graba vídeo a 720p 1280×720 píxeles. Girando el dial de modo en la posición indicada por el icono de la cámara de cine, la cámara entrará en Visión en Directo de forma automática.

Antes de empezar a filmar, es necesario centrarse en el tema, ya sea manualmente o utilizando el enfoque automático. No podemos ajustar la abertura, la velocidad de obturación y la ISO de forma manual, pero sí que podemos usar funciones como el bloqueo AE y la compensación de la exposición.

La EOS 1100D lleva un flash incorporado con un número guía de 9,2 a ISO 100, y una cobertura de hasta 17 mm de longitud focal, la velocidad de sincronización es de 1/200sec y un tiempo de recarga de 2 segundos.

También trae zapata para conectar flash externo y creo que es más recomendable que sea de Canon ya que yo tengo un Falcon y funciona pero sólo en los modos manuales ya que si lo pongo en el automático, me salen todas las fotos quemadas.

He observado que cuando le pongo un protector de plástico que tengo, en la conexión de flash externo, la cámara se cree que he colocado un flash externo y aunque tenga conectada la opción de flash, el interno no se dispara ni se abre aunque las condiciones de luz sean escasas, así que cuando tengo que fotografiar con el flash incorporado, le tengo que quitar este protector porque si no el interno no funciona.

Aunque no cuenta con conexión para micrófonos, pero creo que en Ebay he visto que venden micrófonos que se acoplan en la conexión del flash pero no se dónde se enchufará el micrófono, será cuestión de investigar. La EOS 1100D tiene un micrófono incorporado para grabación mono.
El puerto HDMI le permite conectar la EOS 1100D directamente a un televisor HDTV.

Un defecto notable es la falta del sistema de limpieza integrado EOS, lo que significa que tendremos que limpiar manualmente el sensor de la cámara con más frecuencia, algo que sospecho que la mayoría no nos arriesgaremos ha realizar esta función no vaya a ser que nos la carguemos.

La cámara funciona con una batería modelo LP-E10 que proporciona la energía suficiente para alcanzar la impresionante cifra de 750 imágenes cuando se utiliza el visor óptico, bastante superior que la autonomía de la 600D.

Viene con cargador incluido, así como una correa para el cuello y un muy reducido manual básico del usuario que se centra exclusivamente en la fotografía automática si queremos dominar más las técnicas de la fotografía manual tendremos que ver en formato pdf el manual completo de la cámara que viene en el CD-ROM una incomodidad más que se hace para abaratar costes, me he grabado el archivo pdf en el tablet para cuando vaya de viaje, probablemente me haga falta consultar algo, cuando lo más cómodo sería un manual impreso en un libro como venía con la 1000D.

La batería se puede cargar en el suministro LC-E10 (E) del cargador. Así como el cable para conectar la cámara al ordenador y un CD de software.

¿Qué me gusta de la EOS 1100D?

  • Precio muy bueno (la hemos comprado por 309€).
  • Funciones muy completas para ser el modelo de acceso a la marca.
  • Manejo muy similar al de una cámara compacta por lo que nos haremos muy fácilmente con ella.
  • Sensor con muy buena resolución.
  • Ubicación de los mando y su tamaño que facilita su acceso a ellos.
  • Podemos fotografíar desde la pantalla y no sólo con el visor óptico.

¿Qué no me gusta de la EOS 1100D?

  • Que la tarjeta SD se ubique en la parte inferior junto con la batería, lo ideal hubiera sido en un lateral.
  • El vídeo es HD y no Full HD.
  • No incluye estabilizador de imagen en el cuerpo de la cámara.
  • Falta de sistema de limpieza integrado del sensor.
  • El manual impreso es sólo de las funciones automáticas, parece que el usuario al que está destinado no le interesan las demás funciones.

La Canon EOS 1100D es una cámara réflex digital que ofrece muchas de las características de su hermana más grande y más cara, la 600D pero en un cuerpo más pequeño y más ligero y bastante más económico. Tiene todo lo que hay que tener e incluso puede que mucho más que hacen que haya sido elegida como mi primera réflex digital.

Acerca de Raul Unzue Pulido

Administrador de sistemas virtuales e infraestructuras IT, linuxero y entusiasta de la tecnología.

Compruebe también

review-foscam-c1-7

Review Webcam Foscam C1

Review Webcam Foscam C1 Hoy voy a mostrar un nuevo aparatillo que ha caído hace …

4 comentarios

  1. Por favor serian tan amables de explicarme como puedo pasar fotos de canon 1100d a mi android .

    • Buenas tardes,

      Necesitas un lector de tarjetas y un ordenador.
      Extraes la tarjeta sd de la cámara y la conectas con el lector al ordenador y luego conectas el teléfono Android y pasas las fotos o con el explorador de Windows o con la aplicación que tenga su móvil. Por ejemplo, si es samsung, Kies…

      Salu2

  2. Hola yo tengo una canon 1100D es mi primera cámara reflex y tengo una duda cuando marcó los parámetros para hacer una foto en modo manual al mirar por el visor y corregir el nivel de exposición con el exposímetro que se ve dentro del visor se corrige automáticamente el tiempo de exposición .
    Mi pregunta es si eso funciona así o mi cámara esta mal ,porque nunca consigo poner el tiempo de exposición que yo quiero ,si no que al corregir el exposímetro se corrige automático el tiempo de exposición
    Espero me hayas entendido
    Saludos
    Teresa

  3. Hola me podrias decir si puedo usar un mando a infrarrojos… Sin cables o donde puedo buscar la información en el menú gracias. Fbazzaco@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Blog Maquinas Virtuales - El Blog de Negu